Españoles en San Petersburgo

Os vamos a contar las historias de los españoles más destacados que a partir del siglo XVIII hasta el día de hoy llegaban a San Petersburgo y se quedaban en la capital del norte, en la del “segundo polo del eje europeo”, como la describió el filósofo José Ortega y Gasset.

Desde el siglo XVIII muchos españoles fueron a San Petersburgo contribuyendo al desarrollo de la ciudad. Os presentamos las historias de los españoles de San Petersburgo más destacados.

Españoles en San Petersburgo – la capital del Imperio Ruso


Vicente Martín y Soler

“Un español que eclipsó aMozart”, “un rival de Mozart” – así es como llamaban a ese compositorvalenciano de la Corte Imperial Rusa. Fue invitado por Catalina II en 1788 y hasta 1806 vivió y trabajó en Rusia. Vicente Martín y Soler compuso más de 30 óperas y aproximadamente 20 obras de ballet, de las cuales las óperas “Eldesgraciado héroe Kosometovich” (un libreto por la emperadora) y “La fiesta delpueblo”, que junto a la obra de ballet “Amur y Psique” fueron creadas durantesu estancia en San Petersburgo. Bajo la influencia de la cultura rusa, la música de Soler se enriqueció con motivos de las canciones populares rusas. Apesar de su popularidad durante el siglo XVIII “el Mozart valenciano”, alcontrario que su “rival” austriaco, cayó en el olvido hasta el siglo XX.


José de Ribas

José de Ribas (en lavariante rusa Iósif Mijáilovich Deribás) fue un ruso de origen español que nunca estuvo en España. Pasó su infancia y su juventud en Nápoles y al cumplir 20 años conoció al conde A. G. Orlov, que propuso al joven entrar en elservicio público ruso. José llegó a San Petersburgo donde se convirtió en uno de los militares y políticos más importantes del Imperio.

Iniciando su carrera, pororden de Catalina II, José de Ribas fue educador del hijo ilegítimo de la emperadora, Aleksey Bobrinskiy.

Durante la guerraruso-turca (1787-1791) fue José de Ribas quien elaboró el plan de asalto de la fortaleza Izmail y logró ponerlo en marcha. Byron menciona los méritos de José de Ribas durante el asedio de Izmail en su poema “Don Juan” (...de Ribas, un héroe del mar, // Insistía en el asalto, pero todos // Le opusieron...”).

José de Ribas fue el fundador y el primer gobernador de Odesa, donde veraneaba, regresando a San Petersburgo en invierno. En 1796, al heredar Pablo I el trono, José de Ribas dejó definitivamente Odesa y se mudó a la capital.

José de Ribas fue uno de los organizadores del golpe palaciego de 1801, pero murió antes de que los conspiradores lograran efectuar lo planeado.

Agustín de Betancourt

Fue el ingeniero, arquitecto y constructor que aportó una excepcional contribución al desarrollode la red de transporte y la arquitectura de San Petersburgo. Agustín de Betancourt llegó a la capital del Imperio Ruso invitado por Alejandro I a principios del siglo XIX, abandonando la Península Ibérica por las relacionestensas con el primer ministro Manuel Godoy y la inestabilidad política en el reino.

Betancourt fue el primer rector del Instituto del Cuerpo de Ingenieros de Caminos que él mismo había proyectado (la dirección: muelle del río Fontanka, 115, donde hasta ahora seencuentra La Universidad de Transporte Ferroviario).

Betancourt presidió los trabajos de la construcción del Canal Obvodny, diseñó la primera serrería en Rusia que funcionaba “por medio de la máquina de vapor” y se ocupó de la construcción de casas en San Petersburgo.

Agustín de Betancourt diseñó el andamio para levantar las columnas de la Catedral de San Isaac (cada columna pesa 114 toneladas), y bajo su dirección en los años 1819-1822 seconstruyó el primer puente en la ciudad sobre el río Neva.

Agustín de Betancourt fue enterrado en el mismo sitio que otros españoles del San Petersburgo imperial, en el cementerio luterano Smolensk, pero en 1979 sus cenizas y su lápida fueron trasladadas al Monasterio de Alejandro Nevski.

En 2003, frente a la Universidad de Caminos en San Petersburgo, el príncipe de España Felipe inauguró un monumento a Betancourt. El puente que une la Isla de los Decembristas con La Isla Petrovski y el tren №25/26 San-Petersburgo-Moscú llevan el nombre del ingeniero español.

Instalación de las columnas de la Catedral de San Isaac (el proyecto de Betancourt)

Niños de Rusia en Leningrado

Durante los años 1936-1939 España estaba en la Guerra Civil. La Unión Soviética, apoyando a los republicanos, expresó su disposición a recibir a los niños españoles y salvarlos del flagelo de la guerra. Los Niños de Rusia eran principalmente del País Vasco, Asturias y Cantabria, y tenían entre 3 y 15 años llegaron en buquea Leningrado. Eran unas 3000 personas. Solo una parte de ellos se quedó en la ciudad del Neva, mientras que los demás los distribuyeron en internados situados en la parte central de Rusia.

En la región de Leningrado funcionaban 2 internados para los niños: allí recibían una educación de alta calidad en español. Con ese fin habían sido invitados profesores de España y se tradujeron al español manuales rusos.

En el frente de Leningrado combatieron más de 1.000 españoles, muchos de los cuales fallecieron. Los niños se alistaban en las cuadrillas voluntarias falsificando a menudo sus fechas de nacimiento en los documentos para cumplir con el requisito del límite de edad. Entre los españoles que lucharon en Leningrado cabe destacar al vasco Ignasio Aguirregoycoa, que fue aviador, a Enrique Líster, uno de los líderes delpartido comunista español, y María Pardina. María, apodada “Marusya”, huyó delorfanato de Leningrado cuando tenía 17 años, y trabajó en el frente como enfermera, cuidando a los heridos del campo de batalla. Falleció nada más cumplir los 19. Por su coraje se le otorgaron dos veces La Orden de La Bandera Roja. En 2003 fue inaugurado en Moscú un monumento en la Colina Poklónnaya en honor de los voluntarios españoles que habían muerto durante la Gran Guerra Patria (el Frente Oriental de la Segunda Guerra Mundial).

Los niños de Rusia que se quedaron en el internado y no lucharon en el frente fueron evacuados en 1943 dela ciudad sitiada.

Cuando Jrushchov llegó al poder una parte de los niños pudo regresar a la patria, pero muchos se quedaban en la URSS, o trabajaron en Cuba donde su conocimiento del español venía muy bien. Otros Niños de Rusia y sus descendientes siguen viviendo en ciudades rusas.

Españoles en el San Petersburgo contemporáneo

Hoy en día viven en Rusia aproximadamente 2000 españoles. Muchos de ellos viven en San Petersburgo, capital cultural del país.


Foto de Nacho Duato
Nacho Duato

En los años 2011-2014 el gran bailarín de Valencia Nacho Duato asumió el cargo de director artístico de la compañía de ballet del teatro Mijáilovski de San Petersburgo. Los diguientescinco años Duato trabajó en Berlín, pero ya en 2019 volvió a la capital del norte y prosiguió con su labor en el teatro Mijáilovski. 

Jesús Naveira

Un violinista y director de orquesta español ha vivido en San Petersburgo desde 2011. Estudió en el Conservatorio Estatal de San Petersburgo, trabajó en la Orquesta Académica Estatal de San Petersburgo y dirigió la orquesta del Teatro del Hermitage.


José Francisco Teijeiro García

El español José FranciscoTeijeiro García ha sido abad del templo católico Juan Bautista en las afueras de San Petersburgo - la ciudad Pushkin - durante casi diez años. Además de la ciudad Pushkin fue también cura en Syktyvkar, Ujtá y otras ciudades de Rusia donde se ocupaba de la organización de enseñanza, misas y otros sacramentos, educación de los niños en escuelas dominicales y actividades con la juventud católica de Rusia.

A excepción del periodo queva desde 1939 a 1977 en que no hubo relaciones diplomáticas entre la URSS y la España franquista, lo que redujo los contactos entre los dos pueblos, desde el siglo XVIII muchos españoles fueron a San Petersburgo contribuyendo al desarrollo de la ciudad.

Leer más: